Radio CRE

En la Asamblea Nacional fue posesionado Íñigo Salvador como procurador general del Estado para un periodo de cuatro años. La titular del Legislativo, Elizabeth Cabezas, tomó juramento al nuevo funcionario. El 23 de julio, Salvador fue designado en el cargo por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social en Transición, de una terna enviada por el Ejecutivo.

Tras su posesión, el funcionario señaló que solicitará una auditoría a los 10 años de gestión de su antecesor Diego García. “Lo primero que voy a hacer es pedir un examen especial de la Contraloría general del Estado no solamente para ese tema en particular, sino para todos los procedimientos internos, contrataciones y demás temas administrativos y financieros”.

“Diez años con un solo procurador a la cabeza merecen un examen especial, creo que por salud y un deber de transparencia es importante”, añadió Salvador. Señaló que durante toda la semana pasada ha acudido a la Procuraduría para recabar algo de información, pero la transición inicia este martes con su posesión.

“Llego a la Procuraduría con un equipo de gente de mi absoluta confianza”, dijo.  El nuevo procurador anunció que “los más altos cargos directivos van a ser todos reemplazados por gente de mi equipo”. En cuanto a los retos en su gestión, Salvador apuntó que estos “son enormes”. Habló de un “récord dudoso en cuanto al éxito en la defensa (de los intereses del Estado), no siempre atribuible a la Procuraduría”.

 

Esta nota tiene 246 palabras