Radio CRE

Moscú.- El técnico de la selección francesa de fútbol, Didier Deschamps durante la última rueda de prensa ofrecida antes de jugar la final del Mundial ante Croacia a indicado que les ha instruido a sus jugadores que durante este cotejo utilicen las tres C: calma, confianza y concentración.

Los franceses son los favoritos para ganar la Copa del Mundo cuando enfrenten a los croatas en el estadio Luzhniki, pero Deschamps es consciente de que también se imaginó que vencerían a Portugal en la final de la Eurocopa 2016, algo que finalmente no ocurrió.

“Es un gran placer y un privilegio jugar en ese partido, no hay nada más bello como jugador de fútbol profesional que jugar la final de la Copa del Mundo”, dijo Deschamps a periodistas el sábado.

“Los hemos preparado (a los jugadores) lo mejor que podemos. Debemos mantener la calma, debemos tener confianza y debemos concentrarnos, estas son las tres palabras en las que nos hemos centrado para prepararlos para la final”, agregó quien fuera el capitán de la selección campeona del mundo en 1998.

Deschamps dijo que Francia es un equipo muy diferente al que perdió ante Portugal en París hace dos años. “Los 14 jugadores que he integrado desde la final de la Euro han aprendido de qué se trata un gran torneo, así que por supuesto la experiencia es menor pero la calidad está ahí”, señaló.

“Croacia tiene jugadores con una gran experiencia a nivel de clubes y es un equipo que ha estado junto durante mucho tiempo, pero todos los equipos que hemos enfrentado aquí tenían más experiencia que nosotros”, agregó.

Pero Deschamps cree que los nueve jugadores que formaban parte del plantel de la Euro 2016 garantizarán que el equipo francés aprenda las lecciones de aquella final perdida, aunque sea para transmitir cómo se sintió perder un partido tan importante.

Deschamps capitaneó a Francia al título mundial en 1998 y el domingo podría unirse al brasileño Mario Zagallo y al alemán Franz Beckenbauer como los únicos hombres que han ganado la Copa del Mundo como jugador y como entrenador.

Pero el francés sostuvo que jugar una final es muy distinto a verla desde el banquillo. “Cuando eres jugador, eres un actor, pero como entrenador estás trabajando con los jugadores. Estoy al servicio de mis jugadores, pero el partido es de ellos”, destacó.

“Como jugador gastas energía física, pero cuando eres entrenador es más psicológico y tienes un tipo diferente de fatiga”, agregó.

Esta nota tiene 420 palabras