Moscú.- Tenemos mucha energía para jugar la final contra la selección de Francia en esta nuestra primera final de un Mundial, así lo comentaba el volante de la selección croata, Ivan Rakitic en rueda de prensa.

Los croatas llegaron a la definición por penales para ganar sus llaves de octavos y cuartos de final ante Dinamarca y Rusia, respectivamente, y luego jugaron otros 120 minutos para derrotar a Inglaterra en semifinales.

Algunos compañeros de equipo de Rakitic parecían haber alcanzado sus límites físicos tras el juego ante Inglaterra y apenas pudieron salir del campo.

Sin embargo, eso importará poco en el partido de fútbol más importante en la historia del país, sostuvo Rakitic.

“Habrá exceso de energía, no se preocupen por eso”, dijo Rakitic a periodistas el viernes. “Este es un juego histórico, no solo para nosotros los jugadores sino también para todos los croatas”.

Croacia llegó a semifinales en el Mundial de 1998 pero perdió 2-1 ante el eventual campeón, Francia. Para Rakitic, ese juego ya no significa nada.

“Tenemos que dejar eso atrás. La historia es historia y el pasado es el pasado. Soñamos con (el francés Lilian) Thuram y sus dos goles durante muchos años, pero tenemos que olvidarnos de eso. Ellos ganaron ese torneo. Yo quiero ganar el domingo”, añadió.

El mediocampista, que ha ganado la Liga de Campeones, la Liga Europa y muchos otros títulos a nivel local, dijo que cambiaría todos sus trofeos por la Copa del Mundo. Incluso sostuvo que se retiraría si ese fuera el precio a pagar.

“Cambiaría todos mis títulos. Definitivamente dejaría mis botas en casa si ese fuera el precio que pagar (…) Daría cualquier cosa por el éxito de mi país. Los individuos no importan. Esto se trata de nosotros”.

Esta nota tiene 301 palabras