Moscú.- El Presidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), Gianni Infantino, aseguró que las anotaciones que estaban fuera de juego ya son cosas del pasado con la utilización del Video Arbitraje (VAR).

El dirigente suizo, quien calificó el torneo como el “mejor de la historia” en una conferencia de prensa que se prolongó por una hora, destacó también que, a pesar de los temores iniciales, el VAR ha funcionado bien y que significa un avance con respecto al pasado.

“El VAR no está cambiando el fútbol, ​​está limpiando el fútbol, ​​haciéndolo más honesto y transparente y ayudando a los árbitros a tomar decisiones correctas”, sostuvo.

“Es difícil pensar en la Copa del Mundo sin el VAR. Ha sido sin duda una competencia más justa y esto es lo que queríamos lograr (…) los goles anotados en fuera de juego terminaron en el fútbol, ​​al menos en el fútbol con el VAR”, agregó Infantino.

El presidente la FIFA dijo además que el efecto disuasorio del VAR había reducido el número de tarjetas rojas directas por juego violento desde las 16 registradas en el torneo de 1998 a ninguna esta vez.

“Todo el mundo sabe que, hagas lo que hagas, alguien lo verá… una de las 30 y tantas cámaras lo detectará y serás expulsado”, dijo el dirigente de 48 años.

“Durante un par de años dije que sería la mejor Copa del Mundo de la historia, hoy puedo decirlo con más convicción”, añadió.

Infantino prometió también que el torneo dejará un legado y que había “planes concretos” para asegurar que los estadios fueran utilizados en el futuro.

“Este país, Rusia, ha cambiado. Rusia se ha convertido realmente en un país futbolizado… donde el fútbol se ha convertido en parte del ADN y de la cultura del país”, sostuvo.

“Tuvimos el 98 por ciento de ocupación en los estadios, un millón de aficionados extranjeros descubriendo este país, más de 3.000 millones de telespectadores y sin duda habrá 1.000 millones para la final”, concluyó.

Esta nota tiene 343 palabras