Prefectos Jairala y Baroja firman convenio que permite diseñar estrategias provinciales con la participación de la sociedad civil y actores productivos.

Las prefecturas de Guayas y Pichincha abanderarán en sus jurisdicciones para mitigar el cambio climático a través del convenio que firmaron, la mañana de este lunes 9 de julio de 2018, los prefectos Jimmy Jairala y Gustavo Baroja.

El documento tiene como antecedente el aporte de un millón de euros que dio la Unión Europea al Consorcio de Gobiernos Provinciales del Ecuador (Congope), para el desarrollo de estrategias del cambio climático, que deben realizarse en el territorio y de manera participativa; es decir, se trata de un trabajo conjunto con actores sociales, productivos y políticos, explicó Baroja.

Para ello, se adjudicó al Centro Internacional de Investigación para el Fenómeno El Niño (Ciifen) el desarrollo–hasta final de 2019- de estrategias en todas las provincias del país, que garantice los objetivos de desarrollo, planteados a través de los procesos de planificación. “Se tendrá un modelo de gestión para, de manera participativa, definir la estrategia que podamos aplicar para la resiliencia y para el combate al cambio climático, y que permita el mejoramiento de todas las condiciones sociales, económicas y productivas”, indicó Baroja.

“Guayas y Pichincha somos las dos provincias que tenemos estrategias de cambio climático –y la de Azuay está en construcción-; de modo que la idea es que el resto de las provincias del Ecuador también puedan tener acceso a esta importante herramienta”, subrayó –a su turno- Jairala durante el acto en el que también se contó con la viceprefecta Mónica Becerra.

Será el estudio el que permitirá identificar la ejecución de acciones concretas en cada jurisdicción. En el caso de la Sierra, Baroja identificó la construcción de reservorios, la generación de acciones de adaptación o beneficios para el sector productivo. En el caso de Guayas, Jairala planteó la necesidad de un plan de reforestación, y combatir problemas como la erosión y la sedimentación. “Las realidades provinciales son distintas; por eso, no puede haber una fórmula mágica para todas las provincias; por eso, es importante el trabajo en territorio con las comunidades”.

Esta nota tiene 371 palabras