Nizhny Novgorod.- El delantero de la selección uruguaya de Fútbol, Edinson Cavani ha entrenado de manera muy ligera en el último entrenamiento antes de enfrentar a Francia pero no se encuentra totalmente recuperado de la lesión para este partido de cuartos de final del Mundial 2018.

Cavani, de 31 años, anotó dos goles en la victoria 2-1 sobre Portugal en octavos de final pero tuvo que abandonar la cancha por una lesión muscular, por lo que lucha contra el tiempo para llegar al encuentro en Nizhny Novgorod. En caso de que no juegue sería reemplazado por Cristhian Stuani, quien formaría la dupla de ataque de la “celeste” con Luis Suárez.

Cavani entrenó separado del grupo en una sesión abierta a los medios en la base de Uruguay a las afueras de Nizhny Novgorod, no lejos del estadio.

“Edi se lesionó y luego que absorbió el dolor enseguida se puso a trabajar, a recuperar, a redoblar sus ilusiones, y eso es lo que está haciendo ahora. Creo que de la lesión se informó de manera muy precisa lo que pasó (…) Y este tema lo dejo ahí porque no quiero entrar en ciertos jueguitos”, dijo Tabárez en rueda de prensa antes del partido con Francia.

“En 24 horas se sabrá quiénes son los titulares y quiénes los suplentes. Ninguna ansiedad desbocada me va a hacer cambiar de opinión. (…) No van a tener toda la información, como yo tampoco la tengo. No sé quién va a sustituir al jugador francés que está suspendido (…) hay que tener 24 horas de paciencia, nada más”, agregó.

Tabárez sostuvo que no le da importancia a la designación de Néstor Pitana como árbitro, pese a las comentarios de la prensa por los malos resultados de la “celeste” cuando fue dirigida por el argentino.

“Respecto del árbitro, nunca me preguntaron en los partidos anteriores y ahora lo hacen porque es argentino. Le voy a dar un dato que es una coincidencia: nunca ganamos un partido con él, pero no tiene nada que ver que sea argentino. Es un buen árbitro”.

Al ser consultado sobre si Uruguay puede llegar a la final e incluso ser campeona del mundo como en 1930 y 1950, Tabárez dijo que solamente se enfoca en Francia, el complicado rival que tiene por delante.

“Cómo dice una canción, nunca favoritos, siempre desde atrás y esa es nuestra realidad. La historia de este partido puede tener que ver con alguna presunción previa pero la van a escribir los futbolistas que estén dentro del campo”, destacó.

“Tenemos una gran ilusión para este partido y si ocurre (ganar), vamos a descansar, prepararnos y se va a renovar la ilusión para el siguiente. El pensar en esa posibilidad tiene que permanecer en el plano de la intimidad y hacerlo público hace entrar en un terreno que genere desconcentración”.

Esta nota tiene 478 palabras