Moscú.- La selección uruguaya de fútbol tiene más atacantes y espera que pueda conseguir el triunfo ante Francia por cuartos de final del Mundial Rusia 2018, así lo menciona Luis Suárez ante la ausencia del delantero charrúa Edinson Cavani.

Cavani se lesionó en el gemelo de la pantorrilla izquierda tras marcar, el sábado, los goles del triunfo por 2-1 sobre Portugal por octavos de final de la Copa del Mundo.

El “Matador” se ausentó otra vez del entrenamiento de la “Celeste” y los médicos del plantel no le conceden más del 1 por ciento de posibilidades de jugar en Novgorod. El delantero del París Saint-Germain, según la prensa uruguaya, está dedicado exclusivamente a realizar ejercicios físicos en el gimnasio y es sometido a fisioterapia, en espera de que se reabsorba el edema confirmado en controles médicos.

Los reportes recuerdan que como regla general del DT Oscar Washington Tabarez, un jugador debe estar al 100% para reanudar los entrenamientos junto a sus compañeros y luego practicar al menos desde 48 horas antes del partido.

En tal sentido, Suárez, que marcó dos goles en Rusia 2018, uno menos que Cavani, afirmó que Uruguay deberá “redoblar el esfuerzo colectivo en el campo”.

“Edi significa mucho para nosotros, es fundamental para nuestro juego y por el tipo de jugador que es. Lo está demostrando en estos partidos y está en gran forma”, elogió Suárez a su compañero de la ofensiva uruguaya.

Luego, el delantero del Barcelona reconoció que “lamentablemente hay pocos días para recuperarse y esto hace la situación más difícil” para que Cavani juegue contra Francia.

Consultado sobre Francia, clasificado a cuartos tras su victoria por 4-3 sobre Argentina con dos goles del juvenil Kylian Mbappé, el “Pistolero” confió en la “defensa muy fuerte” uruguaya comandada por el capitán Diego Godín.

“Mbappé es un óptimo futbolista, pero tenemos una defensa muy fuerte para controlarlo a él y a los demás”, como a Antoine Griezmann, quien incorporó costumbres propias de Uruguay por su amistada con Godín, su compañero en Atlético Madrid.

“Dice ser mitad uruguayo, pero es francés. No sé cuánto debe esforzarse un uruguayo desde pequeño para llegar a lo más alto.

Estamos en el Mundial, cada partido es difícil, pero aprendimos a sufrir”, subrayó Suárez.
En caso de superar a Francia, el próximo compromiso de Uruguay será la semifinal del 10 de julio contra el vencedor del duelo que Bélgica y Brasil jugarán también el viernes pero en Kazán, donde Suárez podría reencontrarse con su amigo Neymar.

“Todos los jugadores reciben críticas. Todos saben que Neymar es un jugador fenomenal, su estilo de juego es impresionante.

Para decidir si le comenten una falta están los árbitros y el VAR”, respondió Suárez su ex compañero en Barcelona.

Esta nota tiene 445 palabras