Colombia informó el miércoles que los cuerpos hallaron en el sur del país son de Oscar Villacís y Katty Velasco, comerciantes ecuatorianos secuestrados por disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El Instituto Nacional de Medicina Legal de Colombia confirmó este miércoles a los familiares de Katty Velasco y Óscar Villacís que los cuerpos hallados en Tumaco (Departamento de Nariño) pertenecen a la pareja que fuera secuestrada hace dos meses y medio. La verificación se hizo mediante huellas dactilares.

La Fiscalía de Colombia, junto al Instituto Nacional de Medicina Legal, fueron las entidades encargadas de entregar la información a la hermana y madre de Óscar Villacís, y a la hermana y otro familiar de Katty Velasco.

El rapto se produjo a mediados de abril cuando Villacís y Velasco se encontraban en ese país y fueron detenidos por miembros del grupo liderado por alias “Guacho”.

El Instituto recibió el martes los cuerpos por parte de la Fiscalía y hoy se inició con el estudio forense. Se realizó una identificación completa a través de huellas dactilares que fueron comparadas con las cédulas que traían los cuerpos y con documentos que se enviaron desde Ecuador.

“La necropsia médico-legal realizada demostró que la muerte ocurrió como consecuencia de múltiples heridas producidas por arma cortante y corto punzante en ambos cuerpos a nivel de cuello y tórax”, explicó Valdés, en rueda de prensa en la ciudad de Pasto.

Sobre el tiempo aproximado de la muerte, se les informó a los familiares que fueron asesinados hace dos meses, debido al estado que fueron hallados los cadáveres. La hermana de Óscar, Elvia Villacís, indicó que la muerte se habría dado luego de que enviaron el video como prueba de vida, ya que coincidirían los tiempos.

El gobierno de Ecuador, a través de la Secretaría Nacional de Comunicación, condenó la muerte de sus ciudadanos y aseguró que está trabajando “de manera expedita” con las autoridades colombianas para repatriar los cuerpos.

“No descansaremos hasta encontrar a los responsables de estos repudiables actos”, indicó en un comunicado.

Los tejidos dactilares se mantenían conservados y por ello se pudo tomar las huellas respectivas. “La comparación se completó con un resultado totalmente confiable”, señaló Carlos Valdés, director del Instituto Nacional de Medicina Forense.

Katty Velasco tenía 20 años y era madre de una niña de 5 años, mientras que Óscar tenía 24 años, procreó dos hijos y trabajaba como pintor. En abril decidieron viajar en una motocicleta a Colombia para comprar mercadería, según la versión de sus familiares. La última conexión que tuvieron con sus allegados fue el 11 de abril, cuando les indicaron que estaban en San Lorenzo, Esmeraldas.

La pareja fue secuestrada por el grupo liderado por alias Guacho, y al Gobierno llegó un video en el que salían Katty y Óscar pidiendo que los rescaten. Desde esa fecha las familias empezaron a exigir información al gobierno central y ministerios del Interior y Justicia. Aseguraron que nunca se reunieron ni con el presidente Lenín Moreno ni con los ministros.

Con la esperanza de encontrarlos con vida, realizaron una rifa para recaudar fondos y viajar a Colombia. Las autoridades colombianas les aseguraron que la pareja estaría con vida debido a que el caso se llevaba de manera distinta a la de los periodistas de grupo El Comercio que fueron secuestrados y asesinados.

Las hermanas de la pareja asesinada esperan retornar lo más pronto posible al Ecuador para velarlos y darles sepultura.

Esta nota tiene 581 palabras