Samara.- El fútbol es un juego de hombres donde nunca puede perder la vehemencia, fueron palabras del técnico de la selección mexicana de fútbol, Juan Carlos Osorio, al criticar el arbitraje del compromiso ante Brasil que terminaría con la participación de los mexicanos en el Mundial 2018.

El técnico colombiano, sin mencionarlo, hizo una clara alusión al tiempo que se perdió debido a la atención que recibió Neymar cuando recibía faltas y a las jugadas en las que el delantero brasileño exageraba.

“Es una vergüenza para el fútbol que se pierda tanto tiempo en un jugador, la pérdida de la vehemencia que tuvimos en el primer tiempo fue gracias al arbitraje. Eso no fue un gran ejemplo para el fútbol, esto es un juego de hombres que se juega con intensidad y no con tanta payasada”, dijo Osorio en rueda de prensa tras el partido.

“En cada pequeño contacto el arbitro detenía el juego”, apuntó Osorio.

Antes del partido ante Brasil, Osorio y algunos jugadores de México pidieron que el árbitro controlara los piscinazos y los engaños de Neymar.

Brasil avanzó a los cuartos de final del Mundial gracias a un gol y una asistencia de Neymar, dejando al “Tri” sin alcanzar el ansiado quinto partido por séptima ocasión consecutiva.

A pesar de la eliminación, Osorio destacó la actitud con la que el “Tri” enfrentó a Brasil y recomendó que más futbolistas deben salir a Europa para que la calidad de la selección aumente y pueda romper esa barrera del famoso quinto partido en los Mundiales.

“El haber competido de igual a igual habla bien del fútbol mexicano, pero es un proceso que se debe de continuar tratando de tener más jugadores en Europa para que compitan contra los mejores jugadores y equipos del mundo. En la medida en que el fútbol mexicano exporte más jugadores la selección eventualmente va a dar ese salto de calidad”, señaló.

“Me parece que tuvimos un partido de mucha posesión y me sugiere a mí que tuvimos control del juego”, agregó.

Esta nota tiene 347 palabras