Jugador mexicano pasea por la Plaza Roja con su familia
Moscú.- Los jugadores de la selección de Mexico se encuentran tranquilos y relajados antes del compromiso que jugarán ante Brasil por los octavos de final del Mundial Rusia 2018.

Los jugadores y cuerpo técnico rompieron la concentración este viernes para tomarse la tarde libre. Y varios, acompañados por sus familias, aprovecharon para relajarse y hacer turismo en la Plaza Roja.

El capitán Andrés Guardado, junto con su esposa e hijo Máximo; los zagueros Jesús Gallardo y Edson Álvarez; el volante Javier Aquino; delantero Raúl Jiménez, y hasta el entrenador colombiano Juan Carlos Osorio pasaron algunas horas recorriendo los históricos inmuebles localizados en el corazón de Moscú.

México enfrenta a Brasil el lunes en Samara. Será la séptima oportunidad consecutiva que tiene la selección mexicana para acceder a los cuartos de final, algo que jamás ha conseguido fuera de casa.

Aunque los mexicanos nunca han vencido a Brasil en mundiales, han insistido en que el estilo de juego de los brasileños les sienta bien y confían en avanzar a la siguiente fase.

“No vemos como una última oportunidad para cambiar la historia, nos motiva medir a Brasil”, dijo Guardado.

Esta nota tiene 198 palabras