Radio CRE

Roma.- El ciclista ecuatoriano, Richard Carapaz que pertenece al equipo Movistar Team ha ganado la octava etapa del Giro de Italia convirtiéndose en el primer ecuatoriano en ganar una vuelta cilistica en el Santuario de Montevergine di Mercogliano (sur del país).

En un día lluvioso, el británico Simon Yates (Mitchelton) conservó el maillot rosa de líder tras una llegada en alto que no cambió el orden de los primeros puestos de la clasificación.

Tras 17 kilómetros de ascensión, Carapaz, que disputa su segunda gran vuelta, tras su 36º puesto en España en 2017, ganó en solitario al escaparse con autoridad en el último kilómetro.

Fue capaz de conservar una corta ventaja de 7 segundos sobre el italiano Davide Formolo, el primero de los perseguidores. El francés Thibaut Pinot fue tercero de la etapa tras haber lanzado el esprint.

Con su triunfo, el ciclista de 24 años ascendió a la octava posición en la general, a 1 minuto y 6 segundos del líder Yates. Además, consolidó su ‘maglia bianca’ de mejor joven de la carrera.

En la general, Yates tiene 16 segundos de ventaja respecto al holandés Tom Dumoulin, que defiende su triunfo del año pasado, y 26 respecto al colombiano Esteban Chaves.

El tricolor disputa su segunda temporada en el pelotón profesional. Abrió su palmarés a finales de abril al ganar una etapa y la clasificación final de la Vuelta a Asturias.

“Estoy muy contento, muy emocionado, ha sido una bonita etapa. El triunfo es una bonita recompensa, dijo Carapaz.

“Es muy largo el Giro, lo que podamos encontrar en el camino, bienvenido sea”, añadió.

La novena etapa se disputará el domingo y tendrá la meta en el Gran Sasso d’Italia, a 2.135 metros de altitud. La ascensión, de 26,5 kilómetros, es muy complicada en su parte final, cuando se alcanza el Campo Imperatore, donde Benito Mussolini fue liberado de la prisión en 1943 por el comando SS de Otto Skorzeny.

Esta nota tiene 332 palabras