Barcelona.-  El técnico de la Selección Colombiana de Fútbol, José Pekerman, fue un espectador de lujo en la goleada que propinó el FC Barcelona al Villarreal por 5 a 1, para observar el rendimiento de Carlos Bacca y Yerry Mina.

El entrenador argentino, de gira por Europa antes de ofrecer la lista definitiva de convocados de la selección colombiana para el Mundial de Rusia, pudo ver el desempeño de Bacca, muy marcado en la primera mitad y más suelto en la continuación, cuando incluso puso en peligro la portería de Cillessen.

Yerry Mina, por su parte, entró en el césped en el minuto 80, con 3-1 en el marcador y sustituyendo a Piqué para acabar el partido formando el eje de la defensa azulgrana con Thomas Vermaelen.

El joven central, con cuyo futuro se ha especulado y se sigue especulando alrededor del Camp Nou, recibió el cariño de la grada (como siempre) y se mostró tan tranquilo como bien colocado en su labor.

El partido, que terminó con una indiscutible goleada del Barcelona, debió al menos servirle a Pekerman para confirmar el estado físico de sus dos jugadores y ver también a Vermaelen, central belga ante quien podría jugar Colombia en los octavos de final del Mundial si supera la primera fase en que enfrentará a Japón, Polonia y Senegal consecutivamente.

Esta nota tiene 225 palabras