Radio CRE

Guayaquil.- Oficialmente al frente del Consejo Directivo de Solca durante ocho años, pero junto a la Institución ha estado toda una vida. El doctor Juan Tanca Campozano asegura que se enamoró de la medicina gracias a su padre, Juan Tanca Marengo, fundador de Solca y pionero en la lucha contra el cáncer en Ecuador.

En 1960 Tanca Campozano se graduó de medicina de la Universidad de Guayaquil y tras su paso por el Hospital Luis Vernaza llegó al Hospital de Solca en 1961. En ese entonces recuerda el médico guayaquileño, la institución estaba ubicada en un viejo edificio junto a las salas de velación en la Junta de Beneficencia de Guayaquil.

Tras la muerte de su padre en 1965, Tanca Campozano hizo de Solca su hogar permanente aplicando las enseñanzas de su maestro y progenitor. “Él me enseñó la importancia de tratar bien a los pacientes, la necesidad de escucharlos y de observarlos detenidamente, porque cuando uno les da la mano puede saber si están nerviosos, si tiene fiebre. Si se los mira a los ojos puede descubrir mucho”.

El doctor Tanca Campuzano fundó además el Departamento de Gastroenterología, del cual fue jefe hasta el año 2000. Bajo la gestión de Tanca Campozano, Solca ha implementado laboratorios con tecnología de punta e implementado Centros de Diagnóstico Preventivo y de Detección Temprana de Cáncer, los cuales funcionan con autogestión y favorecen a personas de escasos recursos.

La Sociedad de Lucha contra el Cáncer (Solca) lleva 67 años de vida, ratificando su compromiso con la vida de los ecuatorianos desde su labor científica, técnica y de apoyo a las políticas públicas de salud.

Desde su creación en 1951, Solca ha realizado más de 7,9 millones de consultas y ha diagnosticado más de 174.000 casos de cáncer.

Esta nota tiene 301 palabras