Ante los valores reclamados por las directivas de varios hospitales privados que afirman vivir una grave crisis, el Ministerio de Salud Pública (MSP), uno de los entes a los que se pide el saldo de deudas, indicó que en algunos casos los procesos de auditorías –requisito antes de los pagos– prolongan su tiempo por “falta de sustentos de la atención” dada a pacientes.

La Junta de Beneficencia pasa por “problemas serios” con catorce meses de retrasos en pagos de estatales, entre esos del MSP, por $ 112 millones.

Solca sostiene que le deben un total de $ 137 millones entre el MSP, Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y asignación presupuestaria del Gobierno Nacional.

El jueves pasado, directivos de la Junta de Beneficencia y Solca expusieron su situación en un foro en la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES). Allí, el alcalde Jaime Nebot y la asambleísta Poly Ugarte hablaron de un “colapso” del sistema de salud.

De la Junta de Beneficencia, el directivo Óscar Orrantia indicó que han debido vender activos, disminuir personal y recurrir a préstamos en la banca privada para pagar sueldos y mantener la atención en los hospitales Luis Vernaza, Roberto Gilbert y Alfredo Paulson e Instituto de Neurociencias.

Sobre los montos reclamados, el MSP explicó la normativa. “Dependiendo de la cantidad de pacientes los prestadores entregan hasta en uno o en dos meses posteriores, una vez entregados se evidencia la falta de documentos habilitantes o sustentos de la atención brindada a los pacientes”, señaló el MSP sobre los “retrasos”.

El Ministerio, sin especificar motivos concretos en estos retrasos, señaló que los prestadores ingresan la documentación según lo establece la Norma Técnica de Relacionamiento para las Prestaciones de Servicios de Salud entre Instituciones de la Red Pública de Salud y de la Red Privada. “En la misma se estipula que el prestador de servicios enviará los documentos para el reconocimiento económico los primeros 20 del siguiente mes de realizadas las atenciones”.

De esta manera, “se prolonga el tiempo del proceso normal de las auditorías, ya que los documentos serán devueltos al prestador siguiendo las normas de la Contraloría”, siguió.

Directivos de Solca y la Junta criticaron este sistema de auditorías que toma “meses de meses”, pidieron que se agilicen los procesos de estos y se establezca un plan de pagos.

El hospital León Becerra reclama al MSP asignaciones que suman $ 7,2 millones. El IESS les debería $ 1,8 millones, según directivos del centro.

La ministra Verónica Espinosa indicó el jueves 8 que se analiza la deuda reclamada por el hospital que alude iliquidez y peligro de cierre.

Esta nota tiene 434 palabras