El pleno del Consejo Provincial aprobó ordenanza, en segundo debate, por unanimidad. También se oficiará a alcaldes y concejos cantonales para garantizar quórum en sesiones

Histórico. Por decisión unánime del pleno del Consejo Provincial del Guayas, la mañana de este lunes 19 de febrero de 2018, se aprobó, en segundo debate, la ordenanza que eleva a política pública la cultura de paz en la provincia.

“Esta ordenanza no ha recibido observaciones de los consejeros y es un modelo que puede servir para que otras prefecturas y municipios del país la adopten como suya”, dijo Jairala al inicio del trámite del primer punto del orden del día que contempló la aprobación, en segundo debate, de las propuestas de Ordenanza sobre la Cultura de Paz como Política Pública, y de Ordenanza Técnica para la Administración Autónoma del Talento Humano del Gobierno Provincial del Guayas.

La norma agrupa en una sola plataforma (la Asamblea Permanente por la Paz) a todas las instituciones que, desde sus espacios, pueden trabajar por la paz en temas como el buen trato a las personas; la protección de niños, niñas y adolescentes; la prevención de la violencia de género, entre otros.

Previo a la votación, la directora de Bienestar Animal y Gestión Social, Nathaly Toledo, presentó varias cifras que sustentan la necesidad del marco legal: 10 niños son abusados todos los días en nuestro país; de las niñas que han tenido relaciones sexuales antes de los 14 años, el 80% lo hizo con personas mayores de 30 años, lo que significa que han sido abusadas sexualmente; ocho de cada 10 mujeres son víctimas de algún tipo de violencia; y, una mujer gana el 30% menos de sueldo que un hombre, lo que significa violencia económica. En una medición que solo cubre Guayaquil, se constató que una de cada cuatro personas maltrata a un animal.

“Esta ordenanza permite tener una plataforma de acción que no solo es de la institución pública, sino que se adhieren a ella las empresas privadas, organizaciones no gubernamentales y grupos de la sociedad civil”, dijo Toledo. “Gracias prefecto, por ayudarnos a construir un camino de paz que nos va a ayudar a combatir la autopista de la violencia”, agregó.

En el debate, la alcaldesa de Playas, Miriam Lucas, fue la encargada de elevar a moción la votación que contó con la respuesta positiva y unánime de 24 consejeros (el número se elevó en el transcurso de la jornada). “Este es un problema social en el que todas las autoridades debemos estar inmersas, porque desde hace muchos años atrás sabemos que hay violencia; y ojalá que este tipo de ordenanzas sean imitadas en nuestros municipios”.

Durante la sesión, Jairala también informó que oficiará a los alcaldes y a los concejos cantonales para poner en conocimiento los casos de consejeros que no han asistido a más de tres sesiones consecutivas. La intención es pedir su remoción; pero recordó que eso no implica una destitución, sino que se está exigiendo la presencia del representante de cada cantón o parroquia rural, así como garantizar el quórum en cada sesión del Consejo Provincial.

“Entendemos que hay alcaldes que no pueden venir, pero se les está pidiendo lo que dice la ley: que designen a su delegado. Entonces, vamos a oficiar primero a los alcaldes sobre esta decisión y, si no obtenemos respuesta, oficiaremos al pleno de cada concejo cantonal, con el propósito de cumplir con la ley”, mencionó el ejecutivo guayasense.





Esta nota tiene 600 palabras