La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), con sede en Costa Rica, desestimó “de plano la solicitud de medidas provisionales interpuesta por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”.

Así lo hizo conocer tanto el gobierno ecuatoriano, como la CorteIDH en un comunicado publicado en redes sociales. Con cuatro votos a favor y dos en contra, con disensos de los jueces Roberto F. Caldas y Eugenio Raúl Zaffaroni, desestima de plano la solicitud de medidas provisionales interpuesta por la CIDH.

Y, por unanimidad, requiere a la Secretaría de la Corte que notifique la presente Resolución al Estado de Ecuador y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Los jueces Roberto F. Caldas y Eugenio Raúl Zaffaroni hicieron conocer a la Corte su voluntad de presentar sus votos individuales disidentes, posteriormente a la notificación de la presente Resolución.

El organismo estima que lo alegado por la Comisión no es suficiente para sustentar el dictado de las medidas provisionales. En consecuencia, el Tribunal considera que no concurren todos los requisitos exigidos en los artículos 63.2 de la Convención y 27 del Reglamento, por lo que la solicitud de medidas provisionales sometida por la Comisión Interamericana debe ser desestimada por improcedente.

Una comitiva de Ecuador, encabezada por la canciller María Fernanda Espinosa, y compuesta por los ministros Rosana Alvarado y Miguel Carvajal, y el presidente de la Asamblea Nacional, José Serrano, viajó ayer a realizar gestiones.

Ellos explicaron este mismo jueves ante la CorteIDH que la voluntad popular de 16 millones de ecuatorianos debe prevalecer por sobre los intereses “tres funcionarios que únicamente intentan conservar sus puestos”, como dijo el presidente Lenín Moreno respecto al pedido de medidas cautelares interpuestas por los consejeros Edwin Jarrín, Tania Pauker y Sonia Vera.

Esta nota tiene 294 palabras