La renovada carretera une a la parroquia guayaquileña con la cabecera cantonal de Balao ya está terminada y será inaugurada este próximo 15 de febrero por el prefecto Jimmy Jairala.

12.46 kilómetros de la vía Tenguel-Balao se suman a la red vial provincial que está siendo rehabilitada por la Prefectura del Guayas. Esta nueva carretera incrementará el comercio agrícola y pesquero, facilitará la conectividad y conducirá al desarrollo a los pobladores de la parroquia guayaquileña Tenguel y del cantón Balao.

Lo que hace unos años era un camino de herradura, ha tenido una transformación paulatina desde hace un año. El asimétrico camino de 12.46 kilómetros de longitud y 7.30 metros de ancho, está completamente rehabilitado con una carpeta de rodadura asfáltica de 7.5 centímetros de espesor, espaldones de 1.50 metros a cada lado, y; puentes sobre los ríos Pilco y Granda.

La nueva carretera, que inicia en la cabecera cantonal de Balao y termina a la altura del cementerio en la parroquia rural guayaquileña Tenguel, está flanqueada por plantaciones de banano,  cacao y frutas tropicales, convirtiéndose en un aliciente para los moradores de la parroquia San Rafael, que se dedican a la agricultura o se emplean en las bananeras del sector.

Para Leonardo Luna, de 37 años, oriundo de Balao, el principal beneficio de esta obra es que le permite desplazarse hasta la hacienda en la que trabaja en pocos minutos. “Todos los días viajo, la carretera tiene buena señalización y está en perfectas condiciones, permite que vayamos tranquilos y sin complicaciones de Balao a Tenguel y viceversa. Incluso hay un cruce para llegar a Machala por el que se llega más rápido a El Oro… al trabajo llego en menos de 5 minutos”, explicó.

Otro de los usuarios, Luis Enrique Triviño, destacó la seguridad que ahora tiene al circular por el puente de 30 metros sobre el río Pilco Grande, que sustituyó a uno de madera por el que los vehículos y motocicletas debían pasar de uno en uno.

“Hace un año la vía no valía para movilizarse. En invierno y verano esto era feo, ahorita si place andar, hasta los carros andan sin riesgos ni peligros; había que pasar un puente de caña que ya no está. Gracias a la Prefectura del Guayas ya tenemos el puente”, afirmó el joven, de 30 años, quien viaja semanalmente desde Tenguel a Balao a visitar a su familia.

Los maestros y alumnos de la escuela fiscal Gerónimo Orión Llaguno ya cuentan con las facilidades necesarias para llegar puntualmente a clases y los dueños de vehículos ya no tendrán que gastar tan a menudo en la reparación de sus automotores. Así lo manifestó Miriam Edith Cagua Zambrano, de 35 años, quien lleva diariamente, desde Balao, a dos de sus hijos a la escuela situada en el recinto San Rafael.

“Antes era puro bache, hueco, polvo y con agua empozada cuando llovía… ando despacio y llego en 15 minutos, porque ya no hay muchos huecos… Es una buena obra la carretera, ya no hay ese gasto porque se dañen las motos o los carros”, señaló.

Cabe destacar que durante la reconstrucción de la vía Tenguel-Balao se instalaron doce líneas de alcantarillado, 4 ductos dobles, 1 ducto tripe y 11 ductos sencillos para permitir el drenaje y rápida evacuación de aguas lluvias en temporada invernal.

Esta nota tiene 582 palabras