Arabia.- Por primera vez en la historia en Yedá las mujeres pudieron ingresar a un escenario deportivo para observar un partido de fútbol en Arabia Saudita, que es un reino musulmán muy conservador que da apertura en los últimos tiempos.

Entre las reformas emprendidas por el joven príncipe heredero Mohamed bin Salmán destaca la autorización para las mujeres de conducir a partir de junio y la reapertura de los cines en marzo.

Pero en este país regido aplicando estrictamente los preceptos del islam, las mujeres siguen viéndose obligadas a portar el velo en público, y a contar con un tutor legal masculino -padre, hermano o marido- para poder viajar o estudiar.

Este viernes, sin embargo, pudieron sentarse por primera vez en las gradas del estadio Ciudad Deportiva Rey Abdalá en Yedá (oeste) para presenciar un partido de fútbol.

Las espectadoras podrán acudir solas o acompañadas, y se sentaron en localidades especialmente reservadas para ellas. Las mujeres sauditas expresaron su satisfacción por la nueva medida.

“Yo veía los partidos por televisión, mientras mis hermanos acudían (al estadio). Me sentía triste y me preguntaba por qué yo no podía ir. Pero hoy eso ha cambiado, es un día de placer y alegría”, declaró una mujer saudita. Otra de las beneficiadas se mostró “orgullosa y muy contenta por estos cambios”.

Ambos equipos animaron en sus cuentas de Twitter a que las mujeres acudan al estadio.

Esta nota tiene 240 palabras