Radio CRE

Alrededor de 150 miembros y 30 camiones del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil trabajan desde la mañana de este sábado para controlar un incendio en el noreste de la ciudad.

El fuego se originó en un local de reciclaje de llantas y al momento ya ha consumido tres viviendas, en un sector que colinda entre la cooperativa Balerio Estacio y la Flor de Bastión.

Los bomberos están trabajando por encima de los 600 grados, indicó el mayor Ricardo Jairala, jefe de la sexta brigada, quien pidió también hidratación para el personal bomberil, al que le tomará aún horas de la tarde para controlar por completo el fuego.

En el sitio no hay agua ni hidrantes cercanos y por eso los bomberos deben hacer circuitos para abastecerse de agua e ingresar a la zona de difícil acceso.

 

Esta nota tiene 141 palabras