Mañana viernes, el Consejo Provincial sesionará en segundo debate. A través de Productividad se diversifica la economía en zonas rurales

El diálogo semanal de este jueves 7 de diciembre de 2017, estuvo a cargo de la viceprefecta Mónica Becerra, en su calidad de prefecta encargada. El presupuesto institucional para 2018 estuvo entre los temas abordados.

Becerra confirmó que mañana viernes 8 de diciembre, a partir de las 09:00, se tratará la ordenanza de presupuesto en segundo debate, luego de que fuera aprobado en primera instancia, el pasado martes 5, durante la sesión desarrollada en el recinto La Esperanza Alta, en el cantón Bucay.

Para 2018, el presupuesto fue fijado en aproximadamente USD 250 millones; de ese monto, USD 151 millones serán destinados a vialidad. “Sobre todo, son gastos dirigidos a mejoras viales. Eso es muy importante porque nos ayuda a seguir manteniendo el desarrollo y el progreso de la provincia del Guayas. Recordemos que los ejes viales son fundamentales para el desarrollo productivo de la provincia”.

A ello se suman las obras que se ejecutarán en vías secundarias y caminos vecinales. “Nosotros damos atención permanente al sector rural y por eso avanzamos en el desarrollo de la provincia del Guayas y seguiremos construyendo caminos en el 2018”.

Una vez aprobado en segundo debate, se enviará la información sobre el presupuesto al Ministerio de Finanzas para que haga las asignaciones correspondientes a la Prefectura del Guayas. En la ordenanza que será debatida este viernes, constan asignaciones gubernamentales por alrededor de USD 142 millones.

Becerra también evaluó los programas que impulsa la Prefectura del Guayas, a través de la Dirección de Productividad y Desarrollo. “Hemos tenido grandes avances y logros a nivel del fomento productivo”, reflexionó al evaluar el trabajo desplegado en 2017.

Puso como ejemplo la finca integral en el recinto Las Colembas, en el corazón de la zona rural de Colimes. Allí se cuenta con piscinas de tilapia, huertos orgánicos y se crían pollos ecológicos, como una alternativa productiva a la siembra de arroz. “Les damos las herramientas y el acompañamiento técnico para que puedan sacar adelante sus emprendimientos”.

“Lo que buscamos –agregó- es que los habitantes de las zonas rurales no migren hacia las grandes ciudades, sino que se mantengan en su territorio y logren tener grandes desarrollos productivos; además, estas iniciativas ayudan a fomentar la unidad de las familias y de las asociaciones”.

El impulso a la productividad, durante este año, incluyó también la Feria Guayas Emprende, desarrollada hace un par de semanas y que tuvo como principales protagonistas a los jóvenes.

A través de ese evento, la ventaja es que se los vinculó con instituciones públicas y  privadas, con la idea de que puedan vender sus productos en otras provincias o incluso exportarlas. “Estamos haciendo un acompañamiento para que mejoren la presentación de su marca, se registren en el IEPI u obtengan el Registro Sanitario para que puedan comercializar sin problemas”.





Esta nota tiene 508 palabras