Estocolmo.- Sven-Göran Eriksson podría ser parte del Mundial de Fútbol a jugarse en Rusia 2018, ya que el entrenador sueco está en la mira de poder ser estratega de la selección australiana.

Después de la sorpresiva renuncia de Ange Postecoglou tras derrotar en el Repechaje a Honduras, la Federación Australiana de Futbol se encuentra buscando un nuevo entrenador y Eriksson, quien fue removido del Shenzhen de China en el verano, aseguró que dirigir a los ‘Socceroos’ sería una gran oportunidad.

“Por supuesto que estoy interesado. Es un gran trabajo, en un país muy futbolero y me daría la chance de estar otra vez en el Mundial, que es hermoso y lo más lindo que uno puede hacer”, señaló el entrenador al diario Herald Sun.

Sven-Göran, que dirigió a Inglaterra en el Mundial de 2002 y 2006 y en Sudáfrica 2010 estuvo al frente de Costa de Marfil, indicó conocer la actualidad del futbol australiano y consideró que la plantilla en Rusia 2018 tiene posibilidades reales de avanzar a los octavos de final, situación que no sucede desde Alemania 2006.

“Miré algunos partidos del seleccionado y seguí de cerca los partidos contra Honduras del repechaje. Fue una sorpresa que Postecoglu renunciara, pero así es la vida”, dijo.

Y agregó: “Francia es el gran favorito (en el Grupo B) y habrá una pelea por el segundo puesto entre Dinamarca, Australia y Perú. Y creo que las posibilidades de clasificar son buenas”.

En tanto, la Selección de Australia daría a conocer a su nuevo técnico hasta el próximo mes de febrero y entre los candidatos estarían estrategas como Marcelo Bielsa, Jurgen Klinsmann y Slavoljub Muslin.





Esta nota tiene 272 palabras