Sudáfrica.- La Federación Sudafricana de Fútbol (SAFA) no entrará en discusiones y no apelará la decisión que ha impuesto FIFA que ordena repetir el compromiso entre Sudáfrica y Senegal por las eliminatorias mundialistas para Rusia 2018, porque el juez que dirigió ese compromiso fue hallado culpable de corrupción.

La federación indicó el martes que aceptó el fallo que anuló su triunfo 2-1 sobre Senegal, en noviembre pasado, aunque aclaró que se reserva el derecho de demandar por daños. Sin esos tres puntos, Sudáfrica tiene pocas probabilidades de clasificarse al Mundial del próximo año en Rusia.

De esa manera, la federación podría pedir una compensación a la FIFA, que según el organismo sudafricano tendría que responsabilizarse por el árbitro que fue nombrado por el comité de árbitros del organismo a pesar de tener antecedentes sospechosos.

“¿Por qué la FIFA no hizo una evaluación de integridad al árbitro, ya que cuentan con esas herramientas?”, dijo el abogado de la federación sudafricana, Norman Arendse.

Es la primera vez que la FIFA ordena que se repita un encuentro por las eliminatorias mundialistas por arreglo de partidos.

La FIFA sancionó de por vida al árbitro Joseph Lamptey tras pitar un penal por una mano inexistente contra un jugador senegalés. Sudáfrica anotó el penal y ganó el partido por 2-1.

La FIFA afirmó que ninguno de los dos equipos estaba involucrado en la trampa, y señaló que el árbitro probablemente manipuló el resultado en conspiración con las mafias de apuestas.

Lamptey había sido investigado y suspendido por la Confederación Africana de Fútbol por permitir una mano obvia en una semifinal de la Liga de Campeones de África de 2010.





Esta nota tiene 471 palabras