Radio CRE

Quito.El Presidente de la República, Lenin Moreno decidió dar de baja algunos beneficios y limitar otros en la función pública, en los 31 artículos del decreto presidencial N° 135. Moreno lo puso en vigencia desde el 1 de septiembre y el ajuste va para todos con unas cuantas excepciones.

El presupuesto que pasa a observación ha sido divido en dos secciones: los gastos en personal y los gastos en bienes y servicios. Además de las disposiciones generales y transitorias, que son el mecanismo final para monitorear su cumplimiento: presentar informes semestrales en las respectivas páginas web es una de ellas.

La lupa del ahorro con el personal

Son 13 literales, resaltamos solo cinco.

  1. Las vacantes disponibles en las instituciones del Estado ya no lo están: se cierran todas —menos las que ya han entrado a concurso antes del decreto.
  2. Se habla de una depuración interna: habrá análisis técnico para medir aportes ya sea en funcionamiento, productos y servicios de unidades públicas.
  3. Racionalización de las horas extraordinarias y suplementarias. Son 30 horas máximo al mes y previamente deben ser autorizadas por el responsable del área y luego, la autoridad máxima o delegado.
  4. Como cuarto destacado también se exige mayor control al personal de Petroecuador y Petroamazonas. A ellos se les evaluará las cargas óptimas que cumplen de acuerdo a su función.
  5. Quinto punto: aquel bono que algunos servidores recibían bajo el nombre de remuneración variable por eficiencia, se suspende hasta todo el período de 2018.

Liquidación para todo lo inservible

En cuanto a gastos y servicios, son 18 los numerales en total, pero estos son los cinco aspectos que sobre todo hay que conocer:

  1. La movilización interna pretende reducirse a través de videoconferencias. En caso de que el viaje no se pueda evitar deberá ser justificado.
  2. La propaganda y publicidad está permitida siempre y cuando haya aprobación anterior a su Plan de Comunicación por parte de la Secom.
  3. Los bienes inmuebles administrados por la Gestión Inmobiliaria del Sector Público, podrán ser donados, vendidos o transferidos a título gratuito. Solo deben cumplir con la cualidad de ser improductivos y pertenezcan a la función Ejecutiva.
  4. Los carros oficiales de la función Ejecutiva y sus empresas públicas, se quedan sin sirenas y balizas. Los que tienen deberán ser retirados.
  5. De ahora en adelante las entidades públicas deberán priorizar la contratación de personal que viva en el territorio sede del trabajo. Se racionalizará el pago de viáticos por gastos de residencia.

Redacción CRE Satelital: Carmen Vergara

Esta nota tiene 425 palabras