Lima.- El Ministerio público de Brasil ha informado a la fiscalía de Perú que han incautado una agenda al exdirector general de Odebrecht, donde la empresa habría aportado para los comicios presidenciales del 2011 para la excandidata Keiko Fujimori.

El fiscal jefe de la unidad de cooperación judicial internacional, Alonso Peña, dijo en una entrevista con un programa de la televisora de la fiscalía: “tenemos extraoficialmente la información de que esa nota existiría” y luego añadió que en los próximos días un grupo de fiscales peruanos viajará a Brasil para obtener la evidencia de forma legal.

Peña indicó que la información se consiguió tras activar un tratado de asistencia criminal entre Perú y Brasil además de enviar dos solicitudes al fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, y al viceprocurador general, José Bonifácio Borges de Andrada, donde se les pidió que remitan las evidencias que apuntan a la hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori.

El pedido de Lima surgió luego que el portal de periodismo de investigación peruano IDL-Reporteros publicara en junio un fragmento atribuido a la agenda del exdirector de la firma brasileña, Marcelo Odebrecht, que dice “aumentar Keiko para 500” escrita antes de los comicios presidenciales peruanos de 2011, donde al final Fujimori fue derrotada por Ollanta Humala.

Marcelo Odebrecht informó además en abril a los fiscales brasileños que su compañía también aportó tres millones de dólares a la campaña presidencial de Ollanta Humala, quien gobernó Perú entre 2011 y 2016 y por lo cual Humala y su esposa, pese a no estar acusados formalmente, están presos de forma preventiva acusados de integrar un grupo criminal para lavar activos.

Adicionalmente, según el diario peruano El Comercio y el brasileño O Globo, Odebrecht ha dicho en interrogatorios a los fiscales que su compañía también apoyó a Keiko Fujimori.

O Globo publicó la semana pasada que, tras acceder a las declaraciones de Marcelo Odebrecht, éste “habla explícitamente” que donó dinero de la “caja dos”, un fondo que la constructora ha admitido antes a autoridades judiciales brasileñas que usó por décadas para financiar de forma oculta las campañas electorales de los principales políticos de la región.

Keiko Fujimori, la mujer más poderosa de la política de la nación andina, que junto a los 71 parlamentarios de su grupo político Fuerza Popular domina el Congreso, ha negado varias veces que ella o su partido hayan recibido dinero de Odebrecht. “Yo no he recibido dinero de Odebrecht y Fuerza Popular tampoco”, dijo en su cuenta oficial de Twitter hace una semana.

A causa del dinero corrupto sembrado por Odebrecht en Perú, la justicia local también busca la extradición desde Estados Unidos del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006) e investiga de forma preliminar por presunta corrupción al expresidente Alan García (2006-2011), quien tiene cuatro funcionarios de su gobierno en la cárcel.





Esta nota tiene 475 palabras