????????????????????????????????????

Guayaquil.- El prefecto Jimmy Jairala ratificó el respaldo al presidente Lenín Moreno tras la crisis política surgida por el impasse entre el primer mandatario y el vicepresidente Jorge Glas, Jairala reflejó ese apoyo con su presencia durante la ceremonia de cambio de guardia en la Plaza Grande, en Quito.

“Lo llamativo es que por primera vez no fue un paño verde, porque hay que reconocer la organización que tiene PAIS y que copaba la plaza durante la gestión de Rafael Correa. Pero ahora, la concentración fue multicolor, incluyendo a Centro Democrático”, precisó el ejecutivo guayasense.

Basándose en esa concentración diversa y en la presencia de prefectos y alcaldes de diversas jurisdicciones, es que Jairala planteó crear un frente de agrupaciones políticas que respalden al presidente Moreno. “Más allá del apoyo popular sólido que tiene, hay que darle ese respaldo político cuando lo necesite”.

En ese sentido, hizo algunas precisiones. La primera es que dicho frente no estará integrado únicamente por partidos y movimientos políticos, sino que también por organizaciones legalmente constituidas. Lo otro es que no tendrá  ninguna relación con el Frente Unidos que respaldó al expresidente Correa; aunque confió que se integren algunos de los Comités de la Revolución Ciudadana (CRC) del movimiento PAIS, que respaldan la visión revolucionaria del actual jefe de Estado.

“El Frente Unidos es un caso cerrado”, precisó el prefecto guayasense. “Para nosotros, volver a él es un tema muerto”, agregó. Para ello, anunció que habrá una reunión en Quito de diversos colectivos para integrar el nuevo frente, que aún no tiene un nombre.

Jairala también fue consultado sobre el impasse entre Moreno y Glas. A su criterio, a este último solo le esperan tres escenarios. La primera es que el segundo mandatario presente su renuncia, aunque ya ha dicho que no; la segunda es que la Fiscalía inicie  una instrucción fiscal, con lo que el caso de supuestos sobornos de la firma Odebrecht pase a la Asamblea, donde podría enfrentar una posible destitución; y, el tercero, es que pida una licencia temporal, “porque demostraría su voluntad de querer defenderse sin estar amparado por la protección que de alguna manera le da el Estado por su investidura de Vicepresidente de la República”.

“La licencia temporal es una salida decorosa, porque tampoco es bueno para el Ecuador que tengamos un Presidente enviando buenas señales y afuera se vea que el Vicepresidente no tiene funciones. Yo de inversionista extranjero pensaría un poco si quisiera invertir en Ecuador. Por eso es que también se ve al Presidente convocar a inversores extranjeros para decir que vamos a respetar nuestra palabra”, puntualizó Jairala.





Esta nota tiene 441 palabras