Barcelona.- La dirigencia del FC Barcelona ha decidido no enviar los papeles de transferencia internacional al París Saint Germain para habilitar al brasileño Neymar, hasta que el cuadro de “Los Parisinos” no cancele los 222 millones de euros que es la cláusula de rescisión.

Fuentes oficiales del club catalán confirmaron a Efe que el banco todavía no ha certificado la liquidez del talón de 222 millones con los que el PSG compró la libertad de Neymar hace seis días.

Ya entonces, el Barcelona avisó a los representantes legales de la entidad parisina que el ‘transfer’ del jugador se demoraría hasta que no pudieran disponer de ese dinero.

Por tanto, hasta que el Barça no cuente con la liquidez de ese cheque en su cuenta, no dará luz verde a la Real Federación Española de Fútbol para que envíe la transferencia internacional de Neymar.

El astro brasileño ya no pudo debutar con el PSG el fin de semana pasado, en Liga ante el Amiens, aunque confía hacerlo en la segunda jornada del campeonato, el próximo domingo contra el Guingamp.





Esta nota tiene 184 palabras