Guayaquil.- Continuando con la entrega de obra popular ejecutada en sectores públicos de Guayaquil, el alcalde Jaime Nebot, inauguró la pavimentación de nuevas calles en el sector de Bastión Popular, bloques 2, 3, 4, 7 y 8, pertenecientes a la parroquia Pascuales. 

La pavimentación con hormigón asfáltico, de 295 cuadras, con aceras, bordillos y cunetas, además de colectores de aguas lluvias, beneficiará a un aproximado de 20.000 personas. Así lo precisó el Primer Personero Municipal, en declaraciones a la prensa, quien mencionó además que el costo de la obra, ejecutada en un plazo de 300 días, fue de USD 3’560.164,53.

Recordó también que en este populoso sector del norte de Guayaquil, sus habitantes cuentan al momento con los servicios tanto de agua potable, como de alcantarillado sanitario, además de que sus predios ya han sido legalizados.

El burgomaestre aclaró que para el Municipio de Guayaquil la obra pública no era un fin, sino un medio para proporcionarle felicidad a la gente.





Esta nota tiene 166 palabras

No hay comentarios

Dejar respuesta