Radio CRE

Londres.- El piloto británico, Lewis Hamilton se encuentra muy molesto cuando ha tenido que responder una cantidad de preguntas sobre un desplante que le ha hecho a sus fanáticos locales.

En un esfuerzo por aumentar la audiencia de la F1, los nuevos dueños de la serie organizaron un acto en Trafalgar Square, la conocida plaza londinense, a fin de exhibir los vehículos y brindar la oportunidad de ver a sus pilotos el miércoles por la noche. De los 20 pilotos que estarán en la carrera, sólo uno no llegó a la actividad. Hamilton prefirió irse a Grecia para dos días de vacaciones, luego de terminar cuarto en el GP de Austria el domingo.

El nombre de Hamilton fue abucheado cuando el jefe de Mercedes, Toto Wolff, intentó explicar el motivo de la ausencia del tricampeón mundial.

El jueves, cuando fue cuestionado por periodistas al respecto, Hamilton dijo que no se había enterado de los abucheos.

Justificó su ausencia del evento en Londres argumentando que necesitaba un descanso, que se conecta con sus fanáticos a través de las redes sociales y que realiza visitas a hospitales sin que ello reciba tanta atención como esta polémica.

“Todos tienen el derecho de tomar sus propias decisiones”, dijo el piloto británico. “Ha sido una temporada bastante intensa hasta ahora y me pareció que era la mejor manera de prepararme para este fin de semana. Esta temporada es lo más importante para mí, eso es todo. Le dije a los organizadores la semana pasada que no acudiría”.

Esta nota tiene 395 palabras