Radio CRE

Guayaquil.- Ante una respetable presencia de público, que se dio cita al estadio Monumental, Barcelona S. C. alcanzó una importante victoria en el partido de ida por los octavos de final de la Copa Libertadores, al imponerse 1 – 0 al difícil Palmeiras de Brasil.

Dos claros tiempos tuvo el encuentro que le significó al final al cuadro torero, quedarse con los tres puntos como dueño de casa.

La primera parte más equilibrada con acciones; inclusive, en las que a ratos como que la visita complicaba mucho el accionar al cuadro amarillo y provocaba situaciones de peligro en las que se notó el trabajo de Máximo Banguera y compañía en la defensa para evitar ver caer su portería.

En la segunda etapa se vio a un Barcelona más metido en el partido, generando varias situaciones de peligro en el área brasilera; arremetidas de la figura del partido, el uruguayo Jonathan Alves producto de la mejoría en el juego canario; ya era un Barcelona decidido a dejarlo todo en la cancha por buscar el triunfo.

Sin embargo toda esa fuerza ofensiva no fructifico como se esperaba; sino hasta casi el cierre del juego, al minuto 91,  cuando un remate desde fuera del área de Alves, deja sin chance al portero  e  hizo explotar de emoción al hincha que aún se encontraba a la espera del gran milagro, que llegó de los botines de su goleador, al que no le pierde la fe.

Un apretado triunfo, un difícil rival que de seguro como dueño de casa será más complicado el próximo 9 de Agosto cuando el conjunto canario deba devolver la visita y tratar de alcanzar el resultado que lo ubique en los cuartos de final de la Libertadores.

Esta nota tiene 294 palabras