Radio CRE

Naciones Unidas.- El embajador de Bolivia ante las Naciones Unidas, Sacha Llorenti, presentó en el Consejo de Seguridad un informe sobre la reciente visita de ese órgano a Haití.

Llorenti, quien encabeza en junio el Consejo y presidió la visita, precisó a Prensa Latina que el reporte incluye detalles de todas las reuniones celebradas durante la misión al país caribeño, que tuvo lugar del 22 al 24 de junio.

En mi capacidad nacional, puedo decir que durante esos encuentros en Haití salieron a relucir las preocupaciones por la epidemia de cólera y los abusos sexuales, declaró.

La empobrecida nación sufre desde 2010 un brote de cólera, al cual se atribuyen más de nueve mil 500 muertos, epidemia por cuyo surgimiento se responsabiliza a cascos azules de la ONU.

De igual manera, sobre las fuerzas de paz pesan denuncias de atropellos sexuales.

Según Llorenti, la visita a territorio haitiano permitió comprobar que la actual estabilidad política representa una ventana de oportunidades para enfrentar los desafíos existentes.

El diplomático recordó que Haití vive un período de transición entre la actual Misión de Estabilización de las Naciones Unidas (Minustah) y la futura presencia de la organización en el terreno.

En abril, el Consejo de Seguridad decidió por unanimidad el cierre de la fuerza de paz desplegada en 2004, la cual dará lugar a la Misión para el Apoyo a la Justicia en Haití (Minujusth).

La ONU considera que aunque persisten desafíos en los sectores de la seguridad y el humanitario, el país ha logrado en los últimos años progresos políticos que sugieren una nueva relación.

Esta nota tiene 272 palabras