Radio CRE

Guayaquil.- El proyecto social “Guayaquileña Emprendedora” en su primera etapa duró 6 meses y capacitó a 120 mujeres de la Isla Trinitaria y Cristo del Consuelo en temas relacionados a la belleza integral de la Mujer. Las alumnas aprendieron diversas técnicas en alisado, tinturado, corte, arreglo de uñas y demás.

Ahora esta etapa concluyó con la presentación de trabajos que consistió en la exhibición de modelos totalmente asesoradas en un “cambio de look” por las alumnas. El proceso fue evaluado por un jurado calificador experto en belleza y concursos de TV. El evento contó con la presencia de la Reina Diamante de Guayaquil, Geraldine Meitzner, mentalizadora del proyecto social.

Meitzner señaló que el proyecto “ha permitido un crecimiento personal y profesional ahora con estas herramientas estas luchadoras podrán emprender un negocio y ayudar económicamente a sus familias”.

Posteriormente, este grupo recibirá un taller integral en Educación Financiera dictado por Fundación Nobis, donde las alumnas tendrán clases en áreas de crédito seguro, ahorro y manejo de presupuesto.

Por su parte, Candelaria Arroyo, alumna del curso, mostró su felicidad de ser parte de este grupo de mujeres que han sacrificado tiempo con sus hijos para capacitarte cada semana con el único objetivo de lograr un sueño ser microempresaria. Este taller se dictará en el CAMI Trinipuerto del 29 de junio al 20 de julio en horarios de 08h30 a 11h30 y de 13h30 a 16h30.

La segunda etapa del proyecto iniciará en agosto y tiene previsto capacitar a 180 nuevas alumnas que pertenecen a sectores vulnerables de Guayaquil. Al finalizar el proyecto, en septiembre se entregarán  2 becas de estudio en la Fundación ICD, institución especializada en la formación profesional de personas de escasos recursos económicos.

El proyecto “Guayaquileña Emprendedora” recibe la ayuda técnica de la Fundación Nobis, Plan Internacional y el respaldo institucional de la Muy Ilustre Municipalidad de Guayaquil y de aliados estratégicos como D’Mujeres y la Cámara de Comercio de Guayaquil y de IDEPRO.

Esta nota tiene 332 palabras