Radio CRE

Washington.- Partes de la orden del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre la prohibición de viajes hacia este país de ciudadanos de seis naciones musulmanas entran en vigor desde el jueves a partir de las 20:00 hora local.

En el transcurso de esta semana, la Corte Suprema de Justicia aceptó el caso sobre el veto y decidió implementar parcialmente la medida que busca impedir durante 90 días la entrada de nacionales de Irán, Siria, Libia, Sudán, Yemen y Somalia; y por cuatro meses la llegada de refugiados de cualquier origen.

Varios tribunales de distrito y de apelaciones decidieron bloquear la aplicación del decreto a nivel nacional por considerar que discrimina a los musulmanes y viola el principio constitucional de libertad religiosa.

Sin embargo, la Corte Suprema determinó que mientras decide sobre el caso comenzaría a impedirse el arribo a Estados Unidos de viajeros de dichos países que no tengan familiares en territorio norteamericano o que no hayan tramitado su ingreso para asumir un puesto de trabajo.

La revisión de este asunto será durante el próximo término judicial del Tribunal Supremo, que va desde octubre venidero a junio de 2018.

A partir de la decisión de la Corte Suprema se generaron disímiles interpretaciones sobre si los posibles beneficiarios serían solamente familiares de primer grado, personas admitidas en centros educacionales o contratados por empresas estadounidenses.

Según las directrices enviadas ayer a embajadas y consulados estadounidenses, citadas por medios locales de prensa, los solicitantes de visa deberán probar su relación con un padre, cónyuge, hijo, yerno, nuera o hermano en Estados Unidos para obtener el permiso.

Al mismo tiempo, quedan excluidos de esa posibilidad abuelos, nietos, tíos, sobrinos, primos, cuñados y cualquier otro miembro de la denominada familia extendida.

Los criterios del Departamento de Estado también se aplicarán a los refugiados que actualmente están pendientes de aprobación para ser admitidos en Estados Unidos.

David Lapan, portavoz del Departamento de Seguridad Nacional, manifestó a la televisora CNN que la orden ejecutiva no afectará a las personas que lleguen a los puertos de entrada con documentos legítimos de viaje.

Esta nota tiene 356 palabras