Caracas.- Un joven de 17 años de edad, ha fallecido con un disparo en la cabeza durante la represión y las distintas corridas por las marchas que se han dado por parte del oficialismo y la oposición venezolana en Caracas.

Con este fallecido se elevan a seis los muertos en estas dos últimas dos semanas.

El director del Hospital de Clínicas de Caracas, Miguel Salomón, informó a The Associated Press que el joven Carlos José Moreno, de 17 años, falleció tras ser sometido a una cirugía para extirparle el proyectil que había recibido cerca de las manifestaciones en la capital venezolana.

Portando banderas venezolanas y camisetas blancas, los opositores se movilizaron por diferentes sectores y la principal autopista de la capital para tratar de confluir en la Defensoría del Pueblo, pero nunca pudieron llegar a la sede del organismo debido a que todos los accesos al centro de la ciudad habían sido bloqueados por los cuerpos de seguridad y las movilizaciones oficialistas.

Desde temprano cientos de policías y guardias nacionales con equipos antimotines y tanquetas se apostaron en diversos puntos y avenidas de la capital, además de las sedes del Ministerio de Relaciones Interiores y la Defensoría del Pueblo. Además, una veintena de estaciones del metro fueron cerradas por seguridad.

La oposición llamó a manifestaciones en 23 estados del país en contra del gobierno del presidente Nicolás Maduro, que enfrenta las tensiones políticas en medio de una crisis económica que ha provocado la escasez de alimentos y bienes básicos y una inflación de tres dígitos.

Los partidarios del mandatario venezolano también salieron a las calles. Al ritmo de música folclórica y salsa decenas de miles de empleados públicos y seguidores del gobierno, vestidos con camisetas rojas, tomaron las principales avenidas del oeste y centro de la ciudad en apoyo a Maduro.

“Tenemos que defender nuestra patria, defender la paz y defender a nuestro presidente Nicolás Maduro”, dijo Mariluz Soteldo, de 55 años, mientras marchaba por una avenida del centro de la ciudad.

Maduro acusó la noche del martes a sus adversarios de promover un golpe de Estado y señaló a Estados Unidos, sin presentar pruebas, de tratar de “asaltar el poder político en Venezuela”.





Esta nota tiene 518 palabras

No hay comentarios