Radio CRE

Nueva York.-  Una hipotética final del Mundial en esa época, coincidiría con el 250 aniversario de la Declaración por la Independencia de los Estados Unidos de Norteamérica.

El montar en Norteamérica una Copa Mundial en 2026 con 48 selecciones se vislumbra mucho más colosal que el torneo con 24 equipos que se disputó en Estados Unidos en 1994, la última vez que la máxima cita del fútbol estuvo en la región.

La Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe (CONCACAF) tiene previsto anunciar la candidatura conjunta de las federaciones de Estados Unidos, México y Canadá en una rueda de prensa este lunes desde el mirador de la Torre de la Libertad, que se elevó en el lugar de las Torres Gemelas del World Trade Center en el extremo sur de Manhattan.

El cómo se repartirán los partidos deberá ser unos de los temas a abordar. “No duden por nada que el clima político en Estados Unidos no incidirá en esto”, dijo el retirado zaguero estadounidense Alexi Lalas, actual comentarista de Fox. “Un Mundial junto a México probablemente generará más apoyo y enviará un mensaje”.

El presidente estadounidense Donald Trump ha sido criticado por su decreto -frenado en los tribunales- que suspende el otorgamiento de visas a ciudadanos de Irán, Siria, Somalia, Sudán, Yemen y Libia. El presidente de la FIFA Gianni Infantino advirtió el mes pasado que “todo equipo -incluyendo los partidarios y los funcionarios de ese equipo- que se clasifique para un Mundial, tiene que tener acceso al país anfitrión, de lo contrario no hay Mundial”.

La mayoría de los partidos se disputaría en Estados Unidos. Infantino y los presidentes de las seis confederaciones han recomendado que la CONCACAF reciba seis plazas para esa edición, incluyendo al anfitrión. Pero la propuesta contempla que el Concejo de la FIFA determine el formato en el caso de coanfitriones.

Esta nota tiene 314 palabras