Riobamba.- Las agrupaciones sociales de Chimborazo respaldan el llamado al diálogo, hecho por el Gobierno, y rechazan las marchas y el paro nacional previsto para el próximo 13 de agosto del 2015, y que fue convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie). Además, los dirigentes de esta provincia expresaron que no se sienten representados por la dirigencia nacional.

“Nosotros pertenecemos a la Conaie, pero sentimos vergüenza porque en la cúpula dirigencial siempre están ellos, buscando sus intereses, y a la juventud o a otros líderes no les dan espacios”, manifestó Hugo Jiménez, representante de la Confederación de Organizaciones Indígenas y Campesinas de Licto (Coical).

Similar situación se palpa entre los habitantes del cantón Colta quienes destacan el desarrollo de obras que se han ejecutado en la zona. “Tenemos una serie de beneficios: salud, educación, carreteras en buen estado, entonces más bien estamos dispuestos a defender lo que hemos logrado”, dijo Pedro Guamán, líder de la zona, quien además considera que la actual de dirigencia de la Conaie ya cumplió su mandato al frente de la organización “ya gobernaron, ya fueron parte de otros gobiernos y no quieren dejar el poder, por eso ya no les creemos”, dijo.

“Creemos que paralizar el país o bloquear carreteras sería regresar al pasado. Hoy  hemos pasado de las protestas a las propuestas”, dijo Ángel Sáez, representante de las organizaciones indígenas del cantón Guamote.

De igual manera, la Confederación de Movimientos Indígenas de Chimborazo (Comich), se inclinó por el diálogo y el rechazo a las marchas, protestas y paralizaciones en el país.

“Todavía quedan pendientes algunos aspectos, pero hemos avanzado, no ha sido como en otros gobiernos que no pasaba nada”, acotó Delia Caguana, representante de Comich.

Esta nota tiene 290 palabras