Guayaquil.- Ricardo Patiño, canciller ecuatoriano, minimizó las marchas registradas en Quito y Guayaquil en contra de las políticas del Gobierno de Rafael Correa. En el caso de la capital, donde ayer en la tarde y noche miles de quiteños se tomaron las calles y llegaron hasta el palacio de Carondelet, se expresó así: “una pequeña manifestación de gente que está muy bien organizada y financiada para hacerlo”, indicó. También la calificó de “pequeñita”.

En cuanto a la marcha convocada por Jaime Nebot, alcalde de Guayaquil, dijo que fue “realmente decepcionante aunque algunos medios la hacían aparecer más grande”, sin embargo el Municipio porteño ha dado un estimado esta mañana, indicando que ayer por la tarde acudieron aproximadamente 375.000 personas. Sin embargo, Patiño, recalcó que las actividades de Alianza País serán más encaminadas al diálogo.

Finalmente, el secretario de estado, aseguró que las protestas contra el Gobierno no ponen en riego la visita del Papa.

Esta nota tiene 152 palabras