Guayaquil.-Diane Rodríguez, transexual y ex candidata a asambleista, se convirtió en representante de más de una decena de organizaciones que representan a montubios, afroamericanos, feministas y Glbti., para presentar su queja frente a la Defensoría del Pueblo, por los programas Vivos, La pareja feliz, Mi recinto y En carne propia. Estas quejas también fueron respaldadas por asambleístas oficialistas como Alexandra Ocle y Soledad Buendía.

Los gremios señalan a cuatro artistas específicamente: Flor María Palomeque, David Reinoso, Víctor Aráuz y Fernando Villarroel, a quienes acusan de recrear personajes discriminatorios.

La delegada de la Defensoría, María Josefa Fernández, receptó los documentos y aprovechó la convocatoria mediática para anunciar un “estudio técnico” que evaluará los contenidos televisivos que podrían incluirse dentro de la lista de programas contra los cuales actuará la Defensoría, en “representación de la ciudadanía”.

Ese estudio, se conocerá proximamente y será la “base” con la que podràn demostrar que ésta clase de programas se han convertido en “generadores de violencia”. Pero el método que utilizará la consultoría no está claro aún.

Pero éstos no serán los únicos programa ni el único tipo de medio, pues luego continuarán con el contenido de los programas radiales.

Esta nota tiene 191 palabras