CARACAS (CRE).- El legislador José Ávila, del Partido Socialista Unido de Venezuela, presentó este martes, en la Asamblea Nacional, unas supuestas pruebas de que el director general de la gobernación de Miranda, Óscar López, había montado una red de prostitución.

Las imágenes en cuestión muestran al opositor acompañado de otros hombres en una fiesta y besando a una persona del mismo sexo. Ávila enseñó las fotografías con aparente indignación.

“Debería darle vergüenza, ¡ese es el tipo que estamos buscando!”, exclamó al mostrar a López abrazado a otro hombre. “¡Esta es la red de prostitución que tienen!”, agregó a los gritos ante una foto de López con sus amigos.

“Individuos drogados”, señaló ante una tercera imagen, en la que la mano derecha de Henrique Capriles en Miranda está besando a un hombre. Por último, mostró a López detrás de una persona transexual y luego, a los gritos, exigió que le quitaran “eso” de su vista.

El resto de la bancada oficialista apoyó a Ávila con comentarios similares. Robert Serra afirmó que “el delito en las fotos es la prostitución como método político”, mientras que Tania Díaz sostuvo que se estaba denunciando una “red de corrupción y prostitución juvenil”.

Por su parte, el diputado del PSUV Pedro Carreño cargó contra Capriles al insultarlo con comentarios denigrantes para la comunidad gay. “Este homosexual dice: ‘Águila no caza moscas’. Responde, homosexual. Acepta el reto, maricón”, le dijo.

Las intervenciones del bloque chavista causaron estupor entre los miembros de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Las supuestas pruebas no eran más que acusaciones homofóbicas hacia López por su inclinación sexual, según apuntaron.

No había nada en las imágenes que probara que López estaba detrás de una red de prostitución, como alega el chavismo. De acuerdo con la oposición, lo que se intenta es ensuciar a López, ya que el oficialismo ha dicho que él es el financista de Capriles.

Fuente: INFOBAE.





Esta nota tiene 1545 palabras