QUITO (CRE.).-El ex Presidente de la Comisión Negociadora del Yasuní ITT, Roque Sevilla, expresó su enorme pesar, y dijo que estamos en un “día de pena, de luto, de haber atentado contra el orgullo de los ecuatorianos que teníamos una enorme emoción por esta propuesta de conservación”.

En una entrevista concedida a Contacto Directo, sostuvo que el 96% de los ecuatorianos está a favor de que se conserve el Yasuní, y que el 66% quiere que se conserve sin recurrir a las aportaciones internacionales. Esto, en referencia a la decisión del Gobierno Nacional, de solicitar la declaratoria de interés nacional al aprovechamiento del petróleo en el Yasuní, a la Asamblea Nacional, como lo señala el artículo 407 de la Constitución del Ecuador para estos casos.

“¿Por qué no le consultan al pueblo como lo hicieron cuando se trataba de proteger gallos y toros, proteger el sitio de mayor biodiversidad del hemisferio occidental no requiere la consulta?, una contradicción gigantezca”.

Sobre la falta de apoyo internacional a la iniciativa, señaló que cuando terminó sus funciones, en diciembre de 2009, incluyó en su informe al Primer Mandatario que los compromisos de los países visitados indicaban aportes de hasta 1.670 millones de dólares. “Hubo una demora de seis meses en firmar el convenio con Naciones Unidas, y la reacción desinteresada de países como Estados Unidos, Inglaterra y China, mayores contaminadores del mundo; no obstante, países como Alemania, Francia, Suecia, Bélgica, Italia y España demostraron un enorme interés en darnos su apoyo y estaban admirados por el planteamiento de Ecuador”.

Sevilla manifestó que otra de las contradicciones que nunca pudo aclararse fue que dentro de la construcción de la Refinería del Pacífico se prevé que 100 mil barriles vendrían del ITT, y esa cantidad jamás bajó del cuadro de provisión de petróleo.

En cuanto al dinero comprometido, explicó que para explotar el Yasuní ITT se requiere cinco años de prospección y 25 años para la explotación; “nosotros fijamos 13 años de aportes y otros 12 de compromisos, pero los pagos eran diferidos, no al momento del compromiso, por se habla de 336 millones de dólares a lo largo del tiempo porque así lo pidió el Gobierno, así que no se engañe a la gente de que no existió una reacción positiva”.

Fuente: Ecuavisa





Esta nota tiene 384 palabras