EL CAIRO (CRE).- Egipto sigue hundiéndose en la violencia con decenas de muertos en los enfrentamientos que se multiplican por todo el país este viernes, en el que los Hermanos Musulmanes han llamado a un ‘día de la ira’, dos días después del sangriento desalojo de sus acampadas de protesta.

Los islamistas, que piden la restitución de Mohamed Morsi desde que este fue despuesto por un golpe de Estado el 3 de julio, han desafiado el estado de emergencia con nuevas marchas después del rezo del viernes, el día sagrado para los musulmanes.

A media tarde, eran innumerables los informes de violentos enfrentamientos por distintas ciudades del país y especialmente en la capital, El Cairo, y solo a las puertas de una mezquita cerca de la plaza Ramsés se amontonaban 27 cadáveres, según un testigo de la agencia Reuters. Por su parte, los Hermanos Musulmanes dicen que hay 50 muertos en esa y otra mezquita cercana.

Mientras, diversos medios informaban de nuevos ataques a comisarías y el Gobierno ha informado de que en el último día han muerto 24 policías. En localidades como Damieta, Al Garbiya, Ismailiya y Alejandría también se ha informado de choques mortales. En total, la agencia France Presse calcula que este viernes van al menos 70 muertos, aunque entrada la tarde el Ministerio de Sanidad solo informaba de 17 muertos.

Solo el miércoles, cuando las fuerzas de seguridad desalojaron las acampadas, murieron unas 600 personas, según el balance de las autoridades. Ese día se informó de la muerte de 43 policías, con lo que hacen un total de 67 agentes muertos; el resto son civiles.l Gobierno afirma que las fuerzas de seguridad “están unidas para combatir un complot terrorista urdido por los Hermanos Musulmanes”, según un comunicado publicado esta tarde por la oficina del primer ministro interino, informa AFP.

Previamente habían informado de que en las últimas horas se habían incautado de 69 armas de fuego o 10 granadas y del arresto de una persona con mapas de las comisarías de El Cairo. Los Hermanos Musulmanes han dicho que el derramamiento de sangre “aumentará la insistencia del pueblo egipcio para acabar con el sangriento golpe militar” que depuso Morsi. La cofradía había llamado a sus seguidores a celebrar solo en la capital cerca de 28 manifestaciones tras el rezo musulmán desde distintas mezquitas para converger en la céntrica plaza de Ramsés.

Por su parte, el Ejército ya había advertido que reaccionará con firmeza, después de que la víspera recibiera la autorización del Gobierno de disparar contra quienes pusieran en peligro la seguridad. En las calles también hay “comités populares de defensa” de opositores a los Hermanos Musulmanes que según informa Efe están pertrechados con palos y armas blancas

La institución Al Azhar, la más prestigiosa del islam suní, ha pedido a todos los egipcios “autocontrol” en un comunicado leído por un portavoz de Al Azhar en la televisión egipcia. “Ahora es tiempo de conseguir la unidad, que nos dará la fuerza, porque la discordia y el conflicto son el secreto de la debilidad. Queremos la unidad de todos los hijos de la patria y no de una sola facción”, ha apuntado el portavoz.

Fuente: RTVE.ES





Esta nota tiene 1757 palabras