GUAYAQUIL (CRE.).-El prefecto Jimmy Jairala , en su enlace radial de rendición de cuentas número 182, se refirió a la polémica sobre el dragado del canal de acceso y la ubicación del Puerto Marítimo Simón Bolívar de Guayaquil.

En primer lugar reconoció que en el caso de Guayaquil existe una concesión que hay que respetar porque los contratos están firmados, pero a su criterio el manejo portuario debería ser estatal.

En segundo lugar, el Presidente de la República tiene pleno derecho de opinar y de intervenir en temas portuarios.

Y, tercero: “esta polémica pudo haber esperado un poco más de tiempo, porque si la propuesta inicial del Gobierno Nacional es construir un nuevo puerto, estamos hablando de un tiempo de espera de ocho a 10 años”.

Luego clarificó escenarios. “No coincido con el Alcalde de Guayaquil en lo que tiene que ver con que un nuevo puerto que construya el Gobierno atenta contra Guayaquil, porque si se hubiera construido el puerto de aguas profundas de Posorja, más bien ese puerto –si hoy estuviera funcionando- afectaría el movimiento muy intenso que tiene el puerto de Guayaquil en cuanto a carga… Esa era una inversión que hubiera complicado la actividad diaria del Puerto de Guayaquil”.

Recordó que “el permiso de construcción del nuevo puerto en Posorja ya no está vigente y los inversionistas se fueron. Ahora lo que hay es una expectativa de otros inversionistas que dicen que quieren venir pero ya no hay permiso. Entonces, en este momento Posorja está en cero”.

Por ello, haciéndose eco del planteamiento presidencial de especializar los puertos, Jairala planteó especializar a Posorja en pesca industrial, mediana y artesanal, y en turismo, porque incluso si se lograra cumplir con el proyecto de aguas profundas, se tiene que dragar en la plataforma continental para garantizar el acceso a él. “Pueden convivir perfectamente (con el de Guayaquil)… y va a traer mucho progreso a Posorja en esas condiciones”.

El enlace de este jueves fue pregrabado. Por ello, Jairala hizo otras precisiones, la mañana de este jueves 15 de agosto, luego de enterarse del acuerdo entre el Gobierno Nacional y el Municipio de Guayaquil. Entre 320 millones y 350 millones costaría dragar el canal de acceso al Puerto Marítimo Simón Bolívar para que tenga una profundidad de 12 metros en marea alta y para ensancharlo a 150 metros.

“La polémica adelantada, apelando al ‘guayaquileñismo’, generó una solución que finalmente beneficia al Puerto de Guayaquil. La gran pregunta es: ¿por qué la concesionaria Contecom no hizo antes lo que hará ahora que es dragar a 11 ó 12 metros cobrando una sobretasa? Seguramente porque algunos sectores empresariales la habrían cuestionado por cuanto afecta la competitividad”, consideró.

En el enlace radial, Jairala ahondó en este tema: “¿A quién le va a cobrar Contecom?: A Autoridad Portuaria. ¿Y a quién le va a cobrar Autoridad Portuaria?: A las personas que traen un contenedor y que –inventando números- en lugar de pagar un dólar, tendrá que pagar una sobretasa y tendrá que pagar 1,10 ó 1,15… Al importador va a costarle el dragado”.

Además, a través de su cuenta en twitter @jimmyjairala, indicó que “lo único que queda claro hoy es que nunca hubo la intención de ‘llevarse’ el puerto de Guayaquil y que Contecom pudo haber hecho lo que se anuncia hoy (dragar asumiendo el costo) hace mucho tiempo”.

Fuente: Redacción CRE Satelital.





Esta nota tiene 551 palabras