Radio CRE

QUITO (CRE) .- La acción policial en una mecánica del barrio Los Nardos, en el sector de Calderón, en Quito, dejó al descubierto una nueva forma de operar de las bandas dedicadas al robo de vehículos: compran carros desechados por sus dueños luego de algún siniestro y utilizan sus piezas de identificación (numeración de motor y chasís) para convertir en “legales” aquellos automotores de similares características robados con anterioridad.

El sistema es simple y efectivo, tal como lo pudieron comprobar en días pasados agentes de la Policía Judicial de Pichincha, cuando en el momento del ‘Operativo Clon’ encontraron un vehículo marca Hyundai Tucson, color plata y de placas ICM-256, reportado como robado, el cual estaba siendo desmantelado para colocar su carrocería en otro de similares características, de placas POQ-153, dado de baja por choque en condición de pérdida total.

La intervención, ejecutada por la Brigada de Automotores de la Policía Judicial de Pichincha, fue seguida de otros 3 operativos en diferentes zonas de la capital.

Fuente : Diario El Telégrafo

Esta nota tiene 165 palabras