Radio CRE

 

Liseth Chalá, esposa de Christian Benítez, reveló ayer en una entrevista con ESPN que el jugador empezó a tener dolores abdominales, por lo que fue trasladado a un hospital.

El teléfono celular de Ermen Benítez sonó ayer  exactamente a las 04:30. Era Liseth Chalá, su nuera, quien lo llamaba  para comunicarle que Christian, su hijo, se encontraba internado en  un hospital de Doha (Catar)  debido a un dolor estomacal que lo había sorprendido mientras comían en un restaurante.   

A esa misma hora, Liseth se comunicó con Cléver, su padre. Le dijo  que Christian se había sentido mal, pero que aún no tenía un diagnóstico médico. Lo que en principio fue solo una preocupación, minutos más tarde  se transformó en angustia.

Media hora después del primer contacto, Liseth volvió a llamar a su papá y a su suegro, pero esta vez para comunicarles que el “Chucho” había fallecido. “Ella (Liseth) me dijo que Christian  tenía un dolor estomacal y que  se había tomado un pastilla, pero que  no lo atendieron rápido en el hospital”, reveló Ermen.              

La noticia dejó en “shock” a Ermen Benítez, quien ayer recibió una visa diplomática  y tenía previsto  viajar a Catar para realizar los trámites de repatriación del cuerpo del exgoleador de la Selección Nacional, que hace tres semanas dejó el América de México para jugar en El Jaish SC, pero por la tarde se descartó ese viaje después de que el gobierno de ese país ofreciera un avión para traer los restos.

Lorena Escudero, viceministra de Movilidad Humana, confirmó ayer esta noticia. Anoche, la FEF tenía previsto brindar una rueda de prensa para informar sobre la repatriación del cadáver del goleador.     

Liseth Chalá, en entrevista con la cadena de deportes ESPN y según una nota publicada en su portal web, habló de los dramáticos momentos que vivió su pareja antes de morir.  

En diálogo con la cadena internacional, en específico con el reportero Odín Ciani, Chalá narró que el jugador empezó a tener dolores abdominales cerca de las 20:30 del domingo (hora de Catar) y que por ese motivo fue trasladado a un centro hospitalario. En esa casa de salud le fueron suministrados unos sedantes que controlaron el dolor por unos instantes, pero estos volvieron momentos después y con mayor fuerza.  

Fuente: ESPN

Esta nota tiene 374 palabras