Radio CRE

Durante la rueda de prensa ofrecida por la federación Ecuatoriana de Fútbol, el DT de la Selección ecuatoriana no pudo contener su dolor por la repentina desaparición del Christian Benítez y rompió en llanto al momento de pedir un minuto de silencio. Rueda ponderó la personalidad con que el jugador defendía su posición de atacante de la Tri.

“Christian fue un gran compañero y siempre estuvo con el grupo. El último detalle que hizo fue entrenarse cuando sabía que no podía jugar ante Argentina. Estuvo con el grupo en el camerino y se puso un chaleco para estar cerca de sus compañeros. Eso dice mucho de lo que sentía por la Selección” Manifestó ante los medios de comunicación.

Al mismo tiempo destacó que su presencia era importante en la motivación de sus compañeros: “Es una pérdida irreparable por la calidad de gente que tenía Christian, siempre con su don de mediador, de gran persona y de motivador, en el grupo es una baja sensible”.

Esta nota tiene 2616 palabras