Radio CRE

Guayaquil (CRE).- Técnicos ecuatorianos, reunidos con productores de camarón en Guayaquil y Machala, los alertaron sobre el síndrome de muerte temprana (EMS) en el crustáceo, que ha sido el causante de una baja en la producción de hasta un 50% en Asia.

Fernando García, acuicultor de la Espol y quien pertenece a la empresa Epicore, indicó que esta enfermedad conocida también como síndrome de la necrosis hepatopancreática aguda (AHPNS), y que según estudios de la Universidad de Arizona (EE.UU.) es causado por una interacción entre una bacteria patógena y un fago o virus que la infecta y produce toxinas que son las que causan el síndrome que aún no está en América Latina.

Destacó que el problema ha afectado a China; en el 2008 llegó a 1’286.000 toneladas métricas de producción, empezó con el problema en el 2009 y para el 2012 su producción cayó a 800 mil toneladas métricas y en Vietnam de 381.000 tm producidas en el 2008 bajó a 250.000 en el 2012.

Indicó que en México han detectado una enfermedad de similares características pero que aún no está confirmado que sea la misma que se presenta en Asia. “En México se desarrolló en 6 semanas y no se conoce ninguna enfermedad que haya infectado tan rápido un país; en Asia se demoró un año y mató solo camarón pequeño, en México camarón grande, por lo que se están haciendo estudios para conocer si es el mismo síndrome”, acoto el especialista.

Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) hasta el momento, la causa de la enfermedad había confundido a científicos, autoridades sanitarias y criadores, dificultando la prevención y el tratamiento, pero ahora lograron identificar que se trata de la cepa de una bacteria que se encuentra habitualmente en las aguas costeras salobres de el mundo. Refiere el informe que no es un problema que afecte a los humanos.

José Antonio Camposano, director ejecutivo de la Cámara Nacional de Acuacultura, expresó que luego de la mancha blanca hubo una curva de aprendizaje en los camaroneros ecuatorianos; “el productor ha madurado mucho para manejar sus piscinas, se están trabajando los niveles de conversión. La mancha blanca dejó muchas lecciones, ya no hay recolección de larvas salvajes y se están tomando las medidas necesarias unidos con las autoridades del gobierno, por lo que no hay que caer en pánico y seguir trabajando como hasta ahora”, dijo.

Fuente: Diario El Universo

Esta nota tiene 411 palabras