Radio CRE

El ave fue encontrada por un vecino de San Francisco de Borja, en el cantón Quijos.El cóndor Felipe aguarda en el interior de una caja. Frente a éste el Antisana, el llamado Santuario de los Cóndores, feudo de 30 de los 50 especímenes que viven en Ecuador.

Felipe está estresado y nervioso a causa del mes que lleva en cautiverio, pero más nerviosos están los miembros del Grupo Nacional de Trabajo del Cóndor Andino (Cgntca), equipo que, junto al Ministerio de Ambiente, gestionó el proceso de su liberación. A la cabeza se encuentra Hernán Vargas, ornitólogo y director en Ecuador de la ONG estadounidense ‘The Peregrine Fundation’.

“Actualmente tenemos unos vientos de 60 a 70 kilómetros por hora dirección Este- Oeste, perfecto para que el cóndor pueda emprender el vuelo. Lo hemos colocado cara al viento para facilitar su despegue. Todo el mundo tiene que permanecer en silencio. Si decide no volar, debemos permanecer inmóviles”, explica con entusiasmo Francisco Sornosa, director de conservación de la Fundación Jocotoco.

Esta liberación tiene un significado especial para todos los integrantes del Grupo Cóndor. Es el primer ejemplar en la historia de Ecuador que se libera con un rastreador satelital que lleva insertado en su muslo. También posee un pequeño microchip y unas bandas alares con el número 1 impreso, para poder ser observado a simple vista. “El rastreador digital indicará los lugares donde duerme busca su carroña. Esta herramienta nos permitirá estudiar sus hábitos para una mejor conservación del cóndor”, explicó Vargas.

La Gntca eligió este emplazamiento por diversas razones: El lugar está equidistante al Peñón del Isco y al Peñón del Cóndor, dos lugares claves donde anidan y duermen: “Los cóndores tienen memoria, estamos casi seguros que este ejemplar nació y vivió su primer año en esta área. Cuando salga y comience a volar reconocerá el territorio y será mucho más fácil su reinserción al hábitat natural”, añadió Sornosa.

En Ecuador sólo existen 45 ejemplares en libertad. Este año fallecieron tres por causas humanas.

Esta nota tiene 329 palabras