Radio CRE

EL CAIRO (CRE.).- En Egipto la situación se agrava con los nuevos enfrentamientos registrados entre seguidores de los Hermanos Musulmanes y sus opositores, que causaron la muerte de al menos 42 personas, según fuentes médicas y de las fuerzas de seguridad.

Por su parte, los salafistas, radicales islámicos que apoyaron el golpe militar contra el presidente islamista Mohamed Morsi, han anunciado que abandonan las conversaciones sobre el futuro político del país en las que se iba a decidir sobre el primer ministro interino. De acuerdo con los militares, los enfrentamientos se produjeron cuando los agresores intentaron asaltar el club de oficiales de la Guardia Republicana, donde se cree que se podría encontrar el derrocado presidente Mohamed Morsi.

El Ejército detuvo a unas 200 personas que iban armadas. Tenían armas de fuego y artefactos incendiarios, según el comunicado del Ejército. Los Hermanos Musulmanes declararon sin embargo que se atacó a sus seguidores durante una protesta en la oración de la mañana.

El portavoz de la organización, Gehad al Haddad, escribió en Twitter que la policía y el Ejército intentaron disolver con violencia una sentada de seguidores de Morsi. En un comunicado subrayó que el pueblo egipcio no quiere vivir bajo una dictadura militar y proseguirá la lucha contra ello.

Los salafistas, entretanto, se han retirado de las conversaciones para la formación de un gobierno interino. El portavoz del partido Al Nur, Nader al-Bakkar, escribió en Twitter: “En respuesta a la masacre ante el club de la Guardia Republicana hemos decidido retirarnos de todas las negociaciones con efecto inmediato”. “Queríamos evitar un derramamiento de sangre y la sangre no deja de correr”, agregó el portavoz.

El único camino para Egipto, dijo, es el de una transición pacífica. En la noche del domingo miles de opositores a Morsi salieron a las calles de Egipto. También miles de seguidores del mandatario próximo a los Hermanos Musulmanes se manifestaron a favor de su regreso al poder. La cúpula militar derrocó al mandatario tras varios días de manifestaciones multitudinarias, un año después de haber sido elegido en las urnas.

Fuente: El Comercio

Esta nota tiene 344 palabras