Brasil, el equipo más laureado de la historia, conquistó en el Maracaná al ritmo de un nuevo líder, Neymar, su cuarta Copa Confederaciones, cerrando el ciclo glorioso de la selección española, que mantuvo la grandeza pese a la derrota.

El partido soñado por todos los protagonistas. El duelo más esperado entre la selección más laureada de la historia, la pentacampeona Brasil, contra la que marcaba el pulso del fútbol mundial. Una España que inició hace cinco años su época dorada enarbolando la bandera del juego bonito.

La Copa Confederaciones cerró su novena edición dejando a España con la frustración de no ganar el único título que le falta.

Al arrancar el partido, llegó el primer tanto para los dirigidos por Luiz Felipe Scolari. Un centro desde el costado derecho de Hulk, un salto mal medido de Piqué y Arbeloa que aprovechó Fred, que desde el suelo superó por alto a Casillas.

Brasil salió a ‘morder’, al límite de lo permitido en el reglamento por dureza, con un centro del campo que impuso su físico y tres demonios en ataque -Neymar, Fred y Hulk-, tan verticales que hicieron tambalearse a la ‘Roja’.

España estaba nerviosa, fue superada, tuvo desajustes defensivos, pérdidas en la salida con balón; producto de la presión asfixiante del rival.

Cuando faltaban 5 minutos para el final del primer tiempo, Neymar. el mejor jugador de la Copa Confederaciones, lanzó una pared y a su velocidad soltó un latigazo a la red. Fusiló a Casillas y puso el 2-0 con el que terminó la primera mitad.

A dos minutos de haber iniciado la etapa complementaria, Hulk rompió en velocidad, Neymar la dejó pasar en un gran gesto y Fred definió ajustado al poste. El Maracaná era una fiesta.

España pudo llegar al descuento, pero Sergio Ramos falló el penal enviando el balón a un costado de Julio César. Todo estaba para Brasil, que llegó a revalidar el título que había ganado hace cuatro años en Sudáfrica.

Alineaciones:

Brasil: Julio César; Daniel Alves, David Luiz, Thiago Silva y Marcelo; Luiz Gustavo, Paulinho (Hernanes) y Oscar; Hulk (Jadson), Neymar y Fred (Jo).
DT: Luiz Felipe Scolari.

España: Casillas; Arbeloa (Azpilicueta), Piqué, Sergio Ramos y Jordi Alba; Busquets, Xavi, Pedro e Iniesta; Mata (Navas); y Fernando Torres (Villa).
DT: Vicente del Bosque.

Esta nota tiene 367 palabras