Con un retraso de 90 minutos, inició el partido benéfico entre Los Amigos de Lionel Messi y Resto del Mundo, que se efectuó la noche del sábado en la ciudad colombiana de Medellín.

El atraso se dio por una protesta de quienes habían asistido a una cena la noche anterior sin poder ver al crack argentino de cerca. No obstante, Messi, sin ser responsable, pidió disculpas por lo acontecido.

La espera valió la pena. El astro argentino abrió el marcador con un golazo e hizo lucir al resto de sus compañeros con perfectas habilitaciones.

Finalmente, fue victoria 9-6 sobre el Resto del Mundo, que era comandado por el brasileño Robinho. El colombiano Juan Pablo Ángel anotó un hat-trick. Pablo Aimar fue otro de los que se lució, con un gol en cada tiempo.

A los 70 minutos, Messi dejó la cancha y fue ovacionado por todo el estadio, que se mostraba feliz por su actuación. Un chico con la camiseta de Barcelona corrió hasta el centro de la cancha para abrazarlo y despertar la emoción del público.

Esta nota tiene 173 palabras