Los bajos del edificio de la Fiscalía del Guayas, ubicada en la esquina de las calles Víctor Manuel Rendón y Córdova, en el centro de Guayaquil, se llenaron de empleados y periodistas de TC Televisión.

A las 09:00 de este viernes 28 de junio fue llamado a rendir su versión uno directivo del canal, en el caso que se investiga por la muerte del periodista Fausto Valdiviezo. El comunicador fue baleado el pasado 11 de abril, fuera de la casa de su madre, en el norte de la urbe.

La prensa se congregó desde temprano en el segundo piso de la Fiscalía, donde el fiscal Víctor Altamirano se aprestaba para receptar la versión del directivo. Este llegó puntual y por el lapso de una hora leyó unos escritos.

A la salida, aproximadamente a las 10:20, fue vitoreado por una docena de empleados de la televisora, incautada a los hermanos Isaías desde junio del 2008. La Fiscalía pidió la versión del directivo, porque este es mencionado a su vez en las versiones que previamente rindieron familiares y periodistas amigos de Valdiviezo.

A la diligencia también acudieron el periodista Jorge Rendón, como representante del Comité de Empresa de TC, y los abogados de la familia Valdiviezo y de los detenidos para investigaciones. Alberto Pincay, abogado del directivo, resumió el documento que este leyó ante el fiscal. “Valdiviezo se desvinculó (de TC) luego de que el canal le pagara más de USD 25 000 por indemnización.

El presentó una demanda y esta fue archivada”. Para esta tarde también fueron llamados a rendir su versión un periodista de TC y testigos de los detenidos.





Esta nota tiene 269 palabras